Nos despertamos con malas noticias. El mar seguía bastante movido y, a pesar de que algunos barcos estaban saliendo, la posibilidad de ver ballenas era baja, y la propia señora del hostel nos dijo que no valía la pena que nos desplazáramos hasta Husavik y pagáramos el tour de ballena en esas condiciones. Así que con mucha pena tuvimos que asumir que no veríamos ballenas en este viaje y seguir en dirección oeste.

Como nuevamente teníamos mucho tiempo libre, decidimos dejar la Ring Road y viajar por la costa. Empezamos recorriendo toda la península de Skagi a través de toda su costa (carretera 745). Te encontrabas con diminutos pueblos de pescadores rodeados de montañas; tenías que recorrer túneles de varios kilómetros que atraviesan las montañas para llegar a ella, túneles de reciente construcción, así que hace pocos años estos pueblos estaban bastante más aislados del mundo. Como siempre te encuentras con paisajes que te quitan la respiración, playas amplias, nieve en algunas montañas, muchas, muchas ovejas y algunos caballos.

Recorrimos la península con calma, haciendo varias paradas y comiendo en el coche. Al final de la tarde nos dirigimos a la península de Vatnsnes, ya en dirección sur. La principal atracción de la zona se encontraba cerca de la ciudad de Hvannstangi, tratándose de las juguetonas focas. La ciudad de Hvannstangi tiene un centro de estudio de focas, en la que te explican la forma de vida de estos animales y su interacción con los humanos. Sin embargo, llegamos muy tarde y el centro ya estaba cerrado (http://www.selasetur.is/en/home.html). Así que seguimos las Focasindicaciones de los lugareños y continuamos unos 30 km en la península hacia las zonas donde suelen estar las focas. Lo encontramos. Está tan bien montado el sitio; te metes en una pequeña cabañita desde donde ves perfectamente unas rocas en el mar donde están las focas. Aademás tienes prismáticos gratis a tu disposición para verlas más de cerca. En un momento dado, un grupo de focas se acercó a la cabaña y jugaron a aparecer y desaparecer en el agua frente a nosotros. Así que nos perdimos las ballenas pero por lo menos logramos ver focas.

Volvimos al pueblo y decidimos pasar la noche en el camping que hay en la parte alta del mismo, con unas muy bonitas vistas de la península y el mar.

Recorrido

  • Akureyri-Saudarkrokur: 119km
  • Saudarkrokur-Skagastrond: 101km
  • Skagastrond-Hvammstangi: 81km
Anuncios