Alquilamos el coche a través de City Car Rental , un Toyota Yaris rojo sin ningún añadido (ni GPS) y la póliza de seguro más básica por 560€/ 8 días (parece que es un modelo bastante común en la isla y casi todos eran rojos, suponemos que por temas de seguridad por si te quedas varado en la nieve).

Aquí tenéis una comparativa de compañías bastante buena para que elijan su coche-. Sin embargo no lo podíamos recoger hasta las 12PM y estaba justo al lado de nuestro hostel, así que hicimos el check out y dimos un paseo por la calle comercial de Reikiavik, Laugavegur. Había llovido durante la noche y nos encontramos con una temperatura fresca pero no excesivamente fría, incluso con sol, aunque a lo largo del viaje descubriríamos que ese día soleado no sería más que un espejismo…

Reikiavik, a pesar de albergar a 2/3 de la población de toda la isla (más de 200,000 personas en la ciudad y alrededores), es una ciudad bastante pequeña y manejable. Laugavegur es la calle de las tiendas y restaurantes. Los precios eran bastante altos, así que nos limitamos a mirar escaparates y entramos a un “Bonus”- el supermercado más económico del país- para hacer unas compras para nuestro viaje (solo compras complementarias, ya que veníamos de España con bastante comida).  ¿Quieres ideas para un viaje Low Cost a Islandia? Pulsa aquí.

Nos encontramos de repente con una casa bastante grande y aislada de más edificaciones, con pinta de museo. Resulta que era la oficina de la Primer Ministro del país, el palacio de gobierno, ¡sin ningún tipo de medida de seguridad! Tenías acceso directo si querías, era sólo cuestión de acercarse, abrir la puerta y entrar. Quedamos bastante impresionados con ese nivel de tranquilidad del país y cercanía de los líderes.

Justo enfrente de la Government House, está una oficina de turismo. Dentro fuimos atendidos por una amable señorita que respondió a todas nuestras preguntas y además cogimos todo tipo de folletos y mapas, todo gratis. Resulta que cada zona de Islandia tiene su propia promoción turística (norte, sur, este y oeste) así que podías obtener libritos de cada sección específica.

Era ya hora de partir y nos acercamos al rental. Fuimos informados de las condiciones del seguro y de las condiciones de las carreteras islandesas (la velocidad máxima es 90 km/h, está prohibido meterse en ciertas carreteras sin tener un coche 4×4 y tener cuidado con las ovejas que cruzan la carretera- siempre es culpa tuya si le das a una) y partimos hacia la aventura.

Nuestro itinerario del día era hacer las paradas típicas del “círculo de oro” de los alrededores de Reikiavik; el parque nacional de Pingvellir, la catarata de Gullfoss y los geisers. Para información detallada del círculo de oro, y otros sitios de Islandia que no te puedes perder, pulsa aquí.

Esta es la parte más turística y ajetreada que van a encontrar en todo el viaje, ya que es la ruta típica si se quiere hacer una excursión de un día, debido a su cercanía a la capital. Tardamos unas 5 horas en hacer el todo el recorrido y se nos hacía tarde y, a pesar de que en Julio anochece muy tarde (el día que llegamos anochecía sobre las 23:30), era hora de buscar una zona de acampada para pasar la noche. Decidimos pasar la noche en un camping en Selfoss, una ciudad pequeñita (prácticamente todas las poblaciones serán o pequeñas o diminutas a partir de ahora) con un camping amplio, limpio y con buenos baños por menos de 5€ por persona.

Recorrido:

  • Reikiavik-Pingvellir: 53km
  • Pingvellir-Gullfoss: 61km
  • Gullfoss-Geysir: 10km
  • Geysir-Selfoss: 62km
Anuncios